Nutrinews

Comer pan y perder peso es posible

Comer pan y perder peso es posible

El Dr. Pape, padre de nuestra receta de pan proteico, dejó unas recomendaciones todavía vigentes

Fueron muchos años los que el reputado médico alemán, experto en nutrición, Detlef Pape (1954-2017) dedicó a estudiar los alimentos y hábitos que producen sobrepeso en hombre y mujeres.

Todo lo que el Dr. Pape observó en sus estudios y años de experiencia le sirvió para establecer un método que le llevó a escribir varios libros sobre nutrición, aportando las claves para el correcto adelgazamiento. Según el mismo Dr. Pape, su método no es más que una simple recomendación sobre cómo comer. 

Hacer tres comidas al día: desayuno, almuerzo y cena, dejar pasar cinco horas entre cada comida, consumir por separado- mañana y noche- los grupos de alimentos básicos de carbohidratos y proteínas, es decir, tomar alimentos altos en carbohidratos durante el desayuna y dejar para la cena los alimentos altos en proteínas, y dejando para el almuerzo una combinación de los dos grupos.

Pero no solo en la alimentación está el secreto de adelgazar, las horas de sueño también son importantes para reducir peso, ya que hay estudios que demuestran que mientras dormimos nuestro organismo consume una gran parte de la grasa que se acumula bajo la piel.

Con todo el conocimiento adquirido, y con la inquietud personal de llevar a la mesa de sus pacientes alimentos que favorecieran una correcta digestión, el Dr. Pape decidió dar un paso adelante y crear un pan especialmente indicado para personas interesadas en dietas saludables, sin azúcar, orientadas al bienestar y también al control o pérdida de peso.

Para ello, en colaboración con la empresa alemana especializada en premezclas de alta calidad Theodor Rietmann, el Dr. Pape desarrolló una receta exclusiva de pan con un elevado componente proteico y muy baja cantidad de hidratos de carbono. Para su elaboración, el Dr. Pape tuvo en cuenta diversos estudios médico-endocrinológicos, así como datos antropológicos relacionados con las características morfológicas de la evolución de civilizaciones prehistóricas.

La fuente principal de proteína del pan creado por el Dr. Pape proviene de una combinación de proteína de soja, lupino y un mínimo porcentaje de trigo, juntamente con la que constituye la sémola de soja, también conocida como Okara.

Su particular combinación de ingredientes es determinante a la hora de definir el pan bajo en carbohidratos, siendo una frase del colectivo Alimenta la que lo resume con bastante acierto: "Comer pan y perder peso es posible".

Esta afirmación tan categórica está incluida en un extenso estudio que esta organización, experta en dietética y nutrición, realizó sobre este pan de proteínas y en el que se destacan las beneficiosas virtudes de la mezcla que el Dr. Pape creó conjuntamente con la empresa Rietmann.

El sabor como valor añadido en un pan que rompe con todos los tópicos

Además de sus saludables características proteicas, este novedoso tipo de pan cuenta con una ventaja añadida: su delicioso sabor, muy alejado del sabor del pan integral tradicional.

Este es un beneficio extra que los consumidores agradecen especialmente porque, por fin, pueden disfrutar del sabor del mejor pan con tranquilidad y la garantía de estar manteniendo una dieta saludable que contribuye al adelgazamiento y control de peso.

El pan bajo en carbohidratos y alto en proteínas rompe con algunos de los consejos y estereotipos alimenticios más típicos que desde siempre se han dicho sobre el pan, como, por ejemplo, que no es recomendable comerlo por la noche. Este pan, al ser bajo en carbohidratos y rico en proteínas y fibras, te permite consumirlo antes de dormir, favoreciendo el correcto consumo de grasas por parte de nuestro cuerpo durante el sueño.

Esto es así por la simple razón de que, al escaso contenido de carbohidratos y azúcares, le estamos dando a nuestro sistema el "alimento" perfecto en forma de proteínas y de manera que nuestro organismo puede consumir las grasas acumuladas sin añadirle de nuevas. Lo mismo sucede si comemos este pan después de hacer deporte, ya que aportamos las proteínas que nuestro cuerpo necesita consumir después del ejercicio, sin añadir tantos carbohidratos y azúcares.

En conclusión, se puede afirmar con total seguridad que la innovadora receta del pan de proteínas es una aliado perfecto para reducir o controlar el peso en una dieta saludable.